Björn Borg

13.Ene.2010 | Publicado por Syd Barredo en Deportes, Gañanes

Ahora que en el camino a casa veo todos los días una valla publicitaria anunciando sus gallumbos -no estoy seguro de que la marca sea suya, pero el logo trae una pelota de tenis delante, así que me figuro que sí-, me acuerdo de Björn Borg, el que para muchos fue el mejor tenista de todos los tiempos, que dominó el circuito mundial a finales de los 70 y principios de los 80 y que se retiro a edad temprana y en el mejor momento de su carrera.

Hasta ahí todo correcto, una estrella que brilló fugazmente y dejó una gran estela, diría algún periodista deportivo garrulo, pero el problema es que el hombre volvió en 1983 pensando que iba a ser otra vez el amo de las camisetas y no ganó ni un sólo partido. Y luego en 1990 (al parecer por falta de perras) volvió otra vez, y además de pensar que iba a ser otra vez el mejor, con sus santos huevos se puso a jugar con una raqueta de madera.

Vamos, que lo que podría haber sido una leyenda se quedó en un cuento bochornoso. Ay, Björn Borg…

Eso sí, qué pintazas se gastaba el hombre. A eso no puedo decir nada.

Post relacionados...

| COMPARTIR: facebook delicious twitter yahoo fresqui meneame myspacebitacoras

2 Comentarios

  1. mosqueo 13.Ene.2010 23:46

    Mas gilipollas era mcenroe, que se enfabada con todo el mundo y era un engreido sin educacion. como djokovic o el asqueroso de murray,
    Y para pintas las de agassi, con esos pelos largos por atras que pa encima resulto que eran un peluquin. que asco de tio.

  2. Ortega 14.Ene.2010 00:51

    Las pintas del bueno de Björn son de lo más auténtico. Sólo le faltaba un buen bigotón para ser la apoteósis de todo lo casposo y sórdido del buen deportista ochentero.

    Lástima de rollo metrosexual, desde los 90, por culpa de Beckham y cuatro sarasas más el deporte profesional se ha convertido en un ridículo absoluto, cuánto mejor daría Cristiano Ronaldo en pantalla con un bigotón y quitándose la camiseta para mostrar un torso velludo cual jungla polinesia del ombligo a la axila.

Escribir un comentario:

Nombre: (requerido)

E-mail: (requerido)

Web:

Comentarios: